domingo, 18 de febrero de 2018

Como empezar bien con una cámara

Cuando compramos una cámara de fotos o cuando nos la regalan, que he de deciros que eso ocurre aunque ya nos gustaría a todos que nos pasase, nos encontramos con dos formas de entrar en este mundo fotográfico, está la persona que sólo desea realizar alguna foto que otra de eventos, viajes, cumpleaños, fiestas, etc. y luego están los que además la fotografía es algo especial para ellos y quieren hacer fotos ya mejores que recojan sensaciones, ambientes, retratos, etc., que llenen por un lado el recuerdo y por otro que la foto no sea una imagen cualquiera, y por eso  tienen cuidado en la exposición, en el enfoque, en el encuadre , etc.

Ahora con los teléfonos móviles se hacen miles de fotografías que se pasan por WhatsApp, se llevan a Instagram, en fin miles de fotos que se hacen pero que simplemente recogen una imagen y la ponen en esas redes. Esto es una forma de recoger situaciones que está bien para esas personas de las que hablaba en primer lugar, pero que para los que tenemos en la fotografía otras sensaciones no nos vale.
Ahora me pongo en el caso de una persona que no sabiendo nada , recibe una cámara ya sea comprada o regalada (es lo mejor desde luego) y quiere dar ese salto a la fotografía mas "controlada" y desea tomar el camino del aprendizaje ¿como debe comenzar? porque probablemente no sepa nada o muy poco.

Lo primero que os aconsejo es que os leáis el manual de la cámara ahí de verdad están descritos los secretos de la cámara y es necesario que los conozcáis. Ya sé, ya sé que es lo que se dice siempre, pero de verdad no sabéis lo importante que es, tened paciencia y descubrirla un poquito, lo agradeceréis un montón, yo ahora me doy cuenta de las veces que por no leer el manual me he perdido funciones estupendas de la cámara que no sabía que tenía.



Es como comprarse un BMW y no saber que se puede sacar de él y manejarlo como un utilitario, ya sé que es un ejemplo exagerado, pero lo he querido hacer así para que comprendáis que es muy importante saber que hace vuestra nueva cámara.

Probablemente no tengáis a nadie alrededor que os enseñe nada, o porque no saben o porque nadie va a pasar con nosotros un buen rato explicándonos algún secreto. Yo creo de verdad en el aprendizaje por uno mismo, y si no hay muchos cursos por la red que podéis coger (incluso los míos je je). Para empezar bien os recomiendo una serie de cosas importantes para que el despegue sea bueno.
Lo primero es que no uséis modos automáticos y uséis el modo "Av" o modo "A"



Porque si no recuerdo mal del planteamiento que he hecho es que deseamos aprender y hay que hacerlo desde el principio, además con este modo podremos regular muy bien la profundidad de campo porque podremos usar el diafragma cerrándolo o abriéndolo y por tanto obteniendo una serie de fotos muy diferentes, mirad esta que sólo se diferencian en que el diafragma está cerrado o abierto.

Aquí abriéndolo por ejemplo a número f:2



Y aquí cerrándolo, por ejemplo a un número f:11



La diferencia es muy grande ¿verdad?, fijaros que esto en retratos es muy interesante y hasta en fotos que queráis efectos especiales de desenfoque que puede venirnos muy bien como ésta que enfoca sólo la tetera desenfocándola del fondo.



Esta ventaja bien manejada os dará muchas alegrías, y ya no será algo que la cámara hará a su aire, si no que vosotros habréis manejado la misma para conseguir lo que queríamos.

Lo segundo que os recomiendo es conocer bien los controles de la cámara, por ejemplo como se conecta el estabilizador, como se ajustan los colores, o la nitidez de la imagen, o como se hace para que el flash que va con la cámara generalmente nos ayude a situaciones comprometidas de luz, esto se puede ensayar cámara en mano y probando, os aconsejo esto porque siempre se queda mejor que leerlo y es importante que os peguéis con ella, en los cursos que doy esto lo hago y el alumno sale conociendo de verdad su cámara, no lo olvidéis.

Enfocar bien, es un arte y no creías que es sencillo aunque parezca que es sólo "apuntar" y ¡zas! foto hecha, que va ni mucho menos es así, y hay que empezar desde el principio hacerlo bien, para eso tenemos una ayuda inestimable que son los puntos de enfoque de la cámara, ya sea  usando sólo un punto de enfoque, dos, tres, o todos a la vez.

Debemos saber cual seleccionar en función de lo que deseamos ver en nuestra cámara, si por ejemplo, es algo en detalle el punto central como el que vemos debajo activado nos ayudará un montón a conseguir esa nitidez en ese sitio en concreto y no en otro.



Si deseamos algo en movimiento, como puede ser algún tipo de deporte que queramos fotografiar, una actuación, el conectar todos nos ayudara  mucho porque siempre alguno de ellos enfocará, se mete al sujeto, móvil, corredor, etc. "dentro" de los puntos de enfoque y dejamos que la cámara y su tecnología haga el enfoque, por ejemplo, en este caso que veis en la foto del guitarra en un concierto, enfocaron dos zonas o puntos y se logro un enfoque perfecto.



Esto lo podéis ajustar de forma sencilla en cualquier cámara y os aseguro que las cosas cambian si lo manejamos bien.



Otro punto que no quiero olvidar por lo fundamental de su resultado si lo hacéis bien, es que debéis manejar desde el principio la exposición lo mejor posible, la cámara tiene muchas formas de realizar la medida de luz y por tanto el resultado es directamente proporcional al método usado, si os dijera que puede haber decenas de posibilidades, no me quedaría corta, hay muchas, pero es lógico que al empezar no las conozcáis, y también hay que decir que nosotros mismos podemos liarla tocando de forma incontrolada.

Pero también tenemos que saber cuándo hagamos una exposición que la cámara normalmente no va a registrar todo el montón de luces que vemos con los ojos,  es una pena ¿verdad? por eso algunas veces vemos fotos y decimos, "pero como se degrada", o "que mal sale", o "no sale lo que veo",  y es que tenemos una limitación que viene impuesta por lo que se llama rango dinámico de la cámara, que para que nos entendamos todos, es el margen de luces desde la oscuridad hasta las luces más fuertes que puede captar la cámara y además cuanto mejor es la cámara mejor es ese rango, por eso muchas veces vemos fotos quemadas o sombras imposibles de vislumbrar porque nuestra cámara se queda corta.

En estas dos imágenes que os pongo se ve muy bien este concepto, la primera con un margen dinámico reducido, esto es, con menos poder de captar todos los tonos de luz que hay en la imagen, y la segunda con un margen dinámico mayor donde se puede ver el cielo que está en las luces muy claras.



Si os dais cuenta en la primera imagen está perdido debido a su menor margen de captación, el efecto es inmediato y es que se satura y se pierden los detalles necesarios.

En las sombras pasa algo similar, no se recogen de forma correcta o al menos en toda su amplitud.



Como veis este parámetro es importante y para mi es uno de los principales cuando voy a comprar una cámara, porque es acercarme mucho más a la realidad, a la calidad y en un parámetro que llamo " foto fidedigna" además, claro está, va a influir en la exposición.

La manera más sencilla con la que debéis empezar es midiendo de forma matricial, es la forma más estándar y la que en general se adecua a casi todas las situaciones.

El símbolo es este en las cámaras:



El color rojizo indica que mide la luz de forma "ponderada" en toda la pantalla.

Y es la que os recomiendo al empezar, pero si queréis hacerlo un poquito mejor y ya meteros en el mundo de la fotografía de forma más profunda podéis hacer esto que os cuento seguidamente en alguna foto y así vais viendo qué diferencias hay.

Pero antes debéis conocer una regla muy importante en la fotografía digital, y es que una forma de asegurar una buena exposición es seleccionar dentro de la escena la zona más luminosa que queremos que tenga detalle, medir en esa zona en modo puntual que es uno de los cuatro modos que la cámara suele traer (que lo que hace es medir en el centro de la imagen la luz que estáis captando por el visor sin tener en cuenta el resto, suele tener esa zona una superficie entre un 3% y un 5% de la superficie, el resto no se tiene en cuenta).



Una vez medido se sobreexpone la lectura del exposímetro entre un punto y dos dependiendo de vuestra cámara con el control de compensación, esto lo debéis vosotros probar para ver cuál es el valor óptimo que dependerá mucho del rango dinámico del que os hablaba antes, y claro está, si habéis leído el manual y habéis jugado un poco sabréis donde está este importante control de la compensación del que os hablo.

Yo creo que un ejemplo os aclarará este tema imaginad que fotografiamos una foto así en modo matricial.



Daros cuenta como ha quedado la imagen, debido a que hay mucha luz en el fondo, la cámara ha subexpuesto el resto. Esto aprenderéis a verlo a base de que haya fotos que os salgan así, porque dado como el fotómetro está construido tenemos todos los números si no hacemos algo para que salga así.

Pero si hábilmente medimos en ese círculo blanco que os he puesto en la imagen, que realmente quiere representar la zona más clara de forma puntual y compensáis como os he dicho, obtendréis una foto más equilibrada como está.



Cuando ya tenemos más experiencia, no hace falta cambiar a medición puntual y simplemente compensamos a ojo en medición matricial, que es por otro lado lo que yo suelo hacer por la experiencia que ya tengo y lo veo nada más analizar la zona. Eso lo lograréis vosotros en cuanto lo hagáis unas cuantas veces.

Si seguís estás pequeñas ideas os aseguro que empezaréis con muy buen pie.

Si te gustan mis entradas ¿has visto mis libros? los tienes aquí por muy poco , sólo te costarán 5 €,  por favor considera comprarme uno de ellos, de esta forma me ayudarás a mantener esta WEB  y  asi poder seguir con mis entradas para todos vosotros. Los libros además verás que están muy bien hechos y aprenderás con ellos, piénsalo :-)

http://solofotography.es/mis-apuntes-pdf

Pásate  por el enlace y échalos un vistazo.

0 comentarios :

Publicar un comentario